Crecimiento Personal

Cómo pedir aumento de sueldo con éxito8 minutos de lectura

Llegó el día, meses o quizás algunos años preparándote para pedir ese aumento de sueldo que tanto mereces y sucede que… «mejor no», «otro día», «no puedo»… resulta que no consigues el valor para hacerlo, tienes miedo al rechazo o simplemente te arrepientes…

Por qué pasa esto? Uuff puede haber tantos motivos como personas en este mundo. Porque cada persona es única, con historias muy particulares. Pero sé cómo te sientes, he pasado tantísimas veces por esa situación… y es absolutamente normal, «no te preocupes… ocúpate» -decía mi psicoanalista-. Yo me ocupé y me funcionó 🤷🏻‍♀️

Quizás creas que no podrás hacerlo, que te dirán que no, que estás pidiendo mucho… y sabes qué? ESE es precisamente tu problema (y claramente el mío durante mucho tiempo) no creer.

Entonces cómo hacerlo exitosamente?

Te voy a contar de qué manera logré mi primer aumento de sueldo compartiendo contigo los 5 errores que cometí en mis años de trabajo y así podrás ahorrarte mucho tiempo intentando.

El primer paso súper importante es creer, te digo: anímate, nada tienes que perder, nadie te quitará dinero por pedir un reconocimiento por el trabajo que haces a diario.

Es importante que sepas que tu jefe sabe exactamente el dinero que mereces, pero también sabe lo que le conviene a él, por eso hasta que tu no le hagas saber que sabes lo que vales y por qué lo vales, no te dará un céntimo de más. Simplemente porque no te quejas. Y es más barato.

Bien, estás listo para lograrlo? Vamos a por ello entonces:

Quiero hacer mi oficina eficiente, pero cómo?

Los #5 errores más comunes al pedir un aumento y cómo evitarlos

Error #1 Improvisar

Photo by rawpixel on Unsplash

Improvisar? Nunca me ha funcionado. NUNCA. Creo que no estar preparado de antemano es un error muy común que (en mi opinión) proviene de nuestra ansiedad por pedir eso que queremos. Queremos que sea ahora, YA.

Uy! si te contara lo avergonzada que me sentí las veces que improvisé… fue horrible (sí todo era dramático en mi vida :p)

Simplemente no podía defender lo que estaba pidiendo, no sabía cómo. No lo había pensado claramente, sólo quería mi aumento. El asunto es: por qué tendrían que dármelo? Tenía que argumentar mi pedido pero mis palabras no salían correctamente. Había improvisado.

Cómo lo solucioné? Hice mi lista de logros.

Cuáles son tus logros? Qué aportas a tu lugar de trabajo día a día? Haz una lista. Tranquilo. A conciencia.

Durante una semana, anota todas las tareas que haces y lo que aportan en tu entorno laboral. Tus responsabilidades, los resultados que obtienes, cómo ayudas al desarrollo y crecimiento de tu sector, qué métodos nuevos has implementado para optimizar tus actividades, etc. Eres importante para la empresa? Por qué? Escríbelo.

Léelo para ti y créelo. No pienses que es poco. Tienes que creerte merecedor de ese dinero que vas a pedir.

Bien, ya tienes tus argumentos listos.

quiero saber cómo disfrutar de mi trabajo

Error #2 Compararte

Photo by Tim Gouw on Unsplash

Te comparas con tus compañeros? Cuestionas lo que obtienen otros? Le dices a tu jefe frases como «por qué fulano gana tanto y yo tan poco?» «no es justo que fulana gane más que yo».

Esa «estrategia» tampoco me funcionó. Mi jefe era muy hábil para salir de esta situación y sabía perfectamente cómo evadir mis planteos cuando me comparaba con otros compañeros.

La realidad es que cada quien sabe cómo ganarse su dinero. Aquellos que ganen más que nosotros, en algún momento habrán sabido cómo pedirlo o cómo hacerse valer.

Nuestros compañeros no son nuestro problema. O al menos no en este asunto. En mi post Cómo tratar con tus compañeros de trabajo te explico cómo lidiar con ellos en otros aspectos.

Tienes que hablar por ti, no de lo que hacen otros. Cada quien es único. Habla de tu trabajo y de lo que mereces. Es innecesario saber lo que gane otro. El objetivo aquí es lograr lo que te corresponde. A TI. No a otro.

Créeme que incluso es más serio y tendrán más en cuenta tu reclamo si te centras en ti y en lo que quieres para ti.

Entonces regla número 2: No te compares. Tú también eres único.

Error #3 Cifra monetaria no especificada

Photo by rawpixel on Unsplash

Sabes lo que vale tu trabajo? Sabes cuanto quieres cobrar por lo que haces? Haz hecho las cuentas necesarias? Tienes la cifra exacta?

Sabes que la primera vez que pedí mi aumento no sabía cuánto pedir? Casi lo logro pero cuando llegó el momento perfecto en que mi jefe me dice «¿cuánto quieres ganar?» (o una frase similar :p) me quedé muda. No sabía cuanto!! Puedes creerlo?

Y qué pasó entonces? Mi jefe me ofreció la suma que (a él) le pareció importante y acepté sin saber que era muy baja. No lo había analizado antes de mi charla con él.

Tu podrás decirme: «pero conseguiste un reconocimiento después de todo». Y puede que tengas razón, pero mi objetivo no estaba cumplido. No tenía lo que realmente merecía.

Investiga, averigua cuánto cobra una persona que realiza las mismas tareas que tú. Haz tus cálculos. Y anota la cifra. Eso vale tu trabajo.

Ya sabes tu cifra.

cómo vivir en el presente

Error #4 Elegir momentos inapropiados

Photo by NeONBRAND on Unsplash

Has contado alguna vez un chiste y nadie se ha reído? No hay momento más incómodo 😬 Cierto no? Quizás el chiste no era bueno o quizás el momento no era el adecuado.

Y es que a veces no detectamos cuando es el mejor momento para hablar. Es incómodo, lo sé, pero no es grave. Y lo que no es grave tiene solución. Tú y yo sabemos que es así.

Cuando se trata de pedir un aumento, tienes que saber que el momento en el que lo haces tiene que resultarte cómodo a ti. Para tu jefe siempre será incómodo porque le estás pidiendo algo que no te está dando, porque no quiso hacerlo. Y eso lo tiene claro.

De todos modos, no irás a pedirle dinero luego de verlo perder una suma grande de dinero por un mal negocio, o luego de una discusión con algún par… sería inoportuno. Y probablemente, no consigas tu objetivo. No es el momento.

Estate alerta pero no te dejes engañar. Muchos jefes hacen un papel de víctima muy a menudo para que sus empleados desistan de pedirle dinero. Y también es muy común. No es malo ni bueno, sólo utilizan esta estrategia para dilatar este tipo de pedidos.

Tú conoces a tu jefe mejor que yo. Busca el momento apropiado. Observa tu entorno. Tienes muchas herramientas en tu poder que harán que te acerques aún más a tu objetivo.

Error #5 Dudar

cómo salir de la zona de confort
Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Por qué piensas que puedes estar cometiendo estos errores? Por qué crees que no tienes tu cifra, tu lista de argumentos? Por qué imaginas que no ves el momento adecuado?

Estás prolongando el momento. No crees que lo lograrás. Crees que te dirán que no. Crees que no lo mereces, que no es para tanto. Este es el error más común de todos. MUY común.

Estás dudando. Crees que fracasarás en el intento.

Y todo lo que crees sucede. Así creas tu realidad.

Prueba creer y verás cambios maravillosos en tu vida. Escribe todo lo que crees y luego observa tu vida. Cuéntame si lo que crees se condice con lo que vives.

Cree en ti. Cree que lo lograrás, no porque sea mágico sino porque te mereces esa valoración monetaria. Convéncete que te la mereces y convencerás a cualquiera.

Imagina en detalle el momento en que lo logras. Visualízalo, siente todo lo que ocurre en ese instante. Será real para ti.

ESA es la fórmula que implementé, y me sirvió. Creí que lo lograría. Y sucedió.

No fue sencillo, me llevó tiempo creer, pero finalmente pude hacerlo. Y si yo pude tú también podrás.

Qué te ha parecido? Has cometido alguno de estos errores? Prueba con estos tips que te he pasado y cuéntame cómo te resultan.

Deseo que logres todos tus objetivos. Recuerda que eres merecedor de todo lo que te propongas.

A por ello!

¿Ya me sigues en las redes?

noticias

Si quieres ser el primero en recibir las novedades del blog, no te pierdas la oportunidad de suscribirte. Quieres hacerlo ahora?

Deja un comentario

Cerrar menú
error: Content is protected !!