Crecimiento Personal

Un cambio de perspectiva

Con el paso del tiempo he descubierto que la realidad tal y como la conozco, no es la misma para todos. Perpectivas diferentes, distintas miradas del mundo que hacen que mi realidad no sea la misma para la persona que tengo al lado.

Es que lo que yo percibo de la realidad seguramente no es lo mismo que tu percibes de ella y viceversa.

Creo que el hecho de ser capaz de cambiar la perspectiva es una herramienta muy poderosa que podemos utilizar para evitar sentirnos mal ante situaciones de nuestra vida cotidiana.

¡¿Qué dices?!

Te voy a dar un ejemplo para explicarlo mejor. Un hecho de la vida cotidiana. Simple.

Un día festivo, estaba compartiendo la cena con otras personas. Una de ellas comenzó a contar historias de sus viajes por el mundo. Yo escuchaba fascinada, quería saber más, conocer a través de ella otras culturas o lugares que no había visitado hasta el momento. Sin embargo, a mi lado, otro comensal, me dice al oído: “¿qué se cree contando que viajó por el mundo? ¿que es más que nosotros? ¿para qué lo cuenta?”

Ninguno de los dos veía mejor que el otro. Mi visión de la escena me daba alegría, la de él no. Sólo eso.

Distintas visiones de la misma realidad. Diferentes perspectivas.

Por eso digo que es una herramienta fabulosa, porque así como podemos ver un problema en cualquier escenario de nuestra realidad, de la misma manera podemos pararnos desde otro ángulo y ya no verlo.

No porque lo hayamos solucionado, sino porque tal vez, solo tal vez, nunca estuvo ahí.

Daño emocional y perspectiva

Photo by Avantgarde Concept on Unsplash

Te haces daño cuando no quieres ver las diferentes opciones que posees para salir de una situación de estrés. Te quedas atrapado en ese lugar en donde sólo ves dolor, tristeza, desesperanza o angustia.

Ejemplos hay tantos como personas en este planeta. Te lo aseguro.

Te voy a dar uno. También muy común hoy en día.

Suponte que el dinero que ganas al mes por tu trabajo apenas te alcanza para cubrir tus gastos. ¿Qué perspectiva tienes al respecto? ¿Te afliges por lo poco que tienes o te alegras por lo que puedes pagar?

Puedes elegir cualquiera de las dos opciones claro que sí, pero hay algo que puedo asegurarte: afligirte no hará que tengas más dinero y tal vez alegrarte tampoco pero seguro te hará sentir mucho mejor.

¿Lo ves? ¿Parece simple no?

Pues ES simple. Puedes aplicarlo en cada mínimo detalle de tu vida y comprobarlo tú mismo.

Parece obvio y simple de practicar, pero para poder emplearlo en nuestra vida, primero debemos creer que existen otras visiones por las cuales optar.

Aprende a vivir en el presente

¿Cambio de perspectiva o evitar la realidad?

Photo by Tachina Lee on Unsplash

Sí, este modo de pensar lleva a muchas personas a preguntarse si en verdad están cambiando la visión de las cosas o evitando ver la realidad.

He escuchado a mucha gente decir: “no está viendo la realidad”. ¿Te ha pasado?

En verdad esas personas creen que otro no ve lo que ELLOS están percibiendo como realidad.

Entonces ¿qué debemos hacer para darnos cuenta si de hecho estamos evitando ver algo que deberíamos ver?

Bueno, creo que también es simple verlo sólo que tenemos miedo. Y si descubres que es el miedo lo que te detiene entonces tienes tu respuesta.

Miedo a salir de nuestra zona de confort. Si existe una mirada diferente que te hará sentir mejor, entonces, ¿por qué no probar?

Sal de tu zona de confort

“Evitas la realidad” cuando no quieres ver que tienes opciones mejores y que puedes elegir la que te plazca. 

La realidad es neutra, lo que tenemos son diferentes visiones de esa realidad. Y esto ocurre porque esa visión o perspectiva es netamente subjetiva a nuestras experiencias, nuestras creencias, nuestros logros y nuestros fracasos.

Tu visión entonces será quizás diferente que la de tu compañero/a y a veces podrán coincidir claro que sí, pero si no coinciden recuerda que ninguna es mejor que otra y definitivamente ninguna será más real que la otra.

Serán diferentes, porque de hecho somos diferentes. Y las experiencias traumáticas que tengas con quienes te rodean dejarán de ser traumáticas cuando puedas comprender que esas personas tienen una visión diferente a la tuya.

Te aseguro que este cambio de visión es super liberador y a la vez maravilloso.

No me creas. Pruébalo. Y cuando alguien te diga que estás evitando ver la realidad pregúntate si tu realidad te hace feliz.

Recibe las novedades del blog!

La clave

La clave para entender esto que parece un embrollo: hazte preguntas, cuestiónate y cuestiona. Sé fiel a ti mismo y a lo que a ti te hace bien.

Cambiar de perspectiva puede ser muy efectivo tanto para sanar como para hacerte daño.

¿Cómo? Tan fácil podemos cambiar de modo de ver las cosas que a veces es tanto el miedo al cambio que elegimos quedarnos en esta visión negativa que tanto nos daña.

De modo que cuestionar tu visión es la clave para saber si estás en el camino correcto.

Correcto para ti, porque es a ti a quien debes complacer. Porque sólo tú sabrás lo que es mejor y sano para ti. Nadie más que tú.

Para explicarme mejor, voy a darte un último ejemplo:

Resulta que una persona organiza reuniones, familiares, amigos, colegas… en fin… y lo hace siempre. Cada vez que se reúnen, es ese alguien quien coordina y planifica.

De modo que un día dice: “si yo no organizara estas reuniones, nunca nos veríamos porque nadie más lo hace”.

Suele ser un problema que aqueja a mucha gente.

En mi realidad, le haría la siguiente pregunta: “¿por qué lo haces?”

Si la respuesta es que quiere ver a esas personas y reunirse de tanto en tanto, el objetivo estaría cumplido. De modo que si el objetivo se cumple, ¿qué más da quién lo planeó?

Pregúntate cual es la verdadera razón de tu molestia, y la respuesta te hará libre. Estamos creando nuestra realidad constantemente cuando vemos un problema en donde podría haber celebración, disfrute, alegría… y viceversa…

Recuerda que no debes creerme a mí. Pruébalo. No tienes nada que perder y mucho que ganar.

¿Te animas a cambiar de perspectiva? ¿Te animas a disfrutar?

¿Qué te ha parecido este post?
5/5

¿Quieres seguirme en las redes?

Deja un comentario

Cerrar menú
error: Content is protected !!