Crecimiento Personal

Creencias limitantes5 minutos de lectura

En varios de mis artículos hablo de las creencias limitantes y cómo afectan nuestra vida, nuestra toma de decisiones, nuestro comportamiento con las personas que nos rodean, nuestros juicios hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Y es que a medida que vamos creciendo, nos vamos educando y formando según el entorno en el que vivimos y según, claro, las historias de todas las personas que nos educan y su perspectiva acerca de la vida.

Adquirimos maneras de pensar, las aprendemos, y de ese modo quedan incorporadas como un sistema de creencias casi inquebrantable que irá condicionando cada paso que demos, cada emoción que experimentemos sin siquiera ser conscientes de ello. Lo hemos aprendido así, sin cuestionar.

Y justamente, la cuestión no es juzgar si esa educación estuvo bien o estuvo mal, porque no es ese el punto más importante, sino que lo esencial es darnos cuenta que debemos aprender a cuestionar por qué actuamos como actuamos.

Qué pensamientos originan nuestras acciones.

Entonces te propongo: ¿Qué tal si comenzamos a cuestionar?

Aprende a conectar con tus emociones

¿Qué es una creencia limitante?

Voy a explicarte lo que es una creencia limitante con un par de ejemplos:

“Nada se consigue sin esfuerzo”… te es familiar esta frase?

¿Y qué tal esta?: No todo es tan fácil”

Formas de pensar, creencias que, según mi experiencia te dejan en “stand by”, o simplemente te encontrarás juzgando aquello que haces porque no coincide con esa estructura de pensamiento.

En lo personal, estos dos ejemplos me resultan bastante familiares, ya que fui educada en un entorno en donde el esfuerzo era el único modo de conseguir lo poco que teníamos.

Tan arraigado estuvo siempre este sistema de creencias en mi vida, que no había modo de valorar todo aquello que lograra sin esfuerzo. Todo lo que recibía “fácil”. Simplemente no tenía valor para mí. Algo no estaba “bien”. Era imposible dentro de esa estructura.

Hoy, tomando conciencia de ello, cuestionando, preguntándome por qué para mí lo fácil no tiene valor, puedo comenzar a valorar, a des-aprender.

Tal como dije anteriormente, no juzgo ni culpo a mis padres, familia o educadores por haberme formado de este modo. Hicieron lo que creyeron era lo mejor para mí, según su propio sistema de creencias.

Lo que sí importa, lo que de verdad hizo que hiciera un cambio, fue cuestionar.  Cuestionarme.

Preguntar por qué pensamos como pensamos es, en mi opinión, esencial. Y revertirlo si es que hace falta.

¿Qué significa soltar? ¿Cómo hacerlo?

¿Debo cambiar todas mis creencias?

Para contestar esta pregunta voy a citar algo que me dijo una amiga hace muy poquito: “no busquemos problemas donde no los hay”.

Ese es mi punto de partida cuando quiero decidir un cambio. Si no me hace daño, no necesito cambiarlo.

No debo cambiar todas mis creencias porque aparentemente son limitantes. Recuerda: debes cuestionar.

Si, a partir de esa creencia, me estoy frenando, no avanzo, me limito, entonces tendré que buscar qué pensamiento lo está provocando. No a la inversa.

Cuestiona, pregúntate todos los por qué que te sean necesarios. Tu vida es el reflejo de lo que piensas. Toda emoción, toda acción comienza con un pensamiento.

Estamos condicionados por nuestros pensamientos y creencias. Ya sea para bien o para mal.

Por favor no me creas a mí, pruébalo, busca, investiga en tu familia las creencias y los por qué de esas creencias. Verás como todas las piezas comienzan a encajar, verás que tu vida actual es un perfecto reflejo de todo los pensamientos que fuiste incorporando desde niño.

Ese será el primer paso para comenzar a “des-aprender”.

Cómo salir de mi zona de confort

Ejemplos de creencias limitantes

Te voy a dar algunos ejemplos de creencias que, en mi caso he logrado tomar conciencia y por consiguiente comenzado a trabajar en ese “des-aprendizaje”:

“Con ese trabajo te vas a morir de hambre”

“La vida es sacrificio”

“¿Pensás que fabrico el dinero?” (dicho por mis padres cuando quería que me compren algo)

“El dinero es sucio”

“Si tiene mucho dinero en algo raro anda”

“No se puede todo en la vida”

Estas son sólo algunas, puedes sentirte identificado o no. La idea es cuestionar, no lo olvides.

¿Ya has pensado cuáles son tus creencias limitantes?

Ok, mientras lo piensas te dejo un regalo: un video en el que Enric Corbera nos habla de este tema, espero que lo disfrutes:

CeciAn Disfrutando

Deja un comentario

Creencias limitantes<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">5</span> minutos de lectura</span>
Cerrar menú
error: Content is protected !!