Crecimiento Personal

El dinero es bueno o malo6 minutos de lectura

¿Cómo saber si el dinero es bueno o malo? ¿Será que es “sucio” tal como dicen algunas creencias? ¿Será que “daña” las relaciones entre las personas?

Vamos a analizarlo.

Entre todas las creencias que has ido adquiriendo a lo largo de tu vida, el dinero forma parte de muchas de ellas. Y eso que piensas del dinero es lo que hace que tu vida sea tal y como es. Ni más ni menos.

No es suerte ni mala suerte, eres tú con tus creencias. Así construyes tu vida.

Tus creencias acerca del dinero son las que sentarán las bases en donde construirás tu vida, tal como cimientos que difícilmente puedas romper a menos que notes que están allí.

De hecho, has actuado toda tu vida tal como lo has aprendido, sin siquiera notar que has quedado atrapado en un sistema de creencias que nunca has cuestionado.

Has estado en continuo aprendizaje desde el momento en que naces. Absorbes todo lo que ocurre en tu entorno, el modo en que hablan tus padres, cómo viven sus vidas, cómo reaccionan y cómo juzgan a las cosas y a las personas. Lo aprendes, lo incorporas como propio y comienzas a actuar según esa línea de pensamiento.

Es la única que conoces. Es innecesario juzgarte por ello ahora.

sabes qué son las creencias limitantes?

Cómo calificar al dinero

En esa formación de amor que has recibido a lo largo de todo tu camino por la vida, podrás encontrarte con frases como: “el dinero es sucio”, “para conseguir dinero hay que esforzarse”, “la gente rica consigue su dinero haciendo daño o de modo ilegal”, “ser millonario es cuestión de suerte”, “el dinero no hace la felicidad” “no es bueno tener tanto dinero” y tantas otras que no me alcanzaría un artículo entero para enumerarlas.

El dinero no es bueno, no es malo y no tiene el poder de hacer daño. Es neutro. El poder se lo pones tú con lo que haces con él.

Así de simple.

Quieres tener dinero, quieres ser millonario, quieres ganar mucho con tus negocios, o simplemente no quieres tener “problemas de dinero”. De modo que le pones mucho esfuerzo, dedicación, trabajas duro, porque es lo que te han enseñado, y te frustras porque no lo consigues. Sin embargo, ves como otras personas logran lo que tú quieres y con menos esfuerzo.

Y te dices a ti mismo: “qué mala suerte tengo”. Pones el foco en algo externo a ti, en algo sobre lo que no tienes poder: la suerte. Tener o no tener dinero, según tu línea de pensamiento, dependerá de ella.

aumenta tu fuerza de voluntad

Qué relación tiene la suerte con el dinero

Ninguna. No es suerte. Es lo que piensas.

¿Crees que alguien podría ser millonario si piensa que la riqueza se consigue sólo haciendo daño, o cometiendo delitos? ¿o si piensa que es cuestión de buena o mala suerte? Analízalo y luego verifícalo tú mismo.

Cambiar la mirada, la perspectiva, definitivamente dará un giro a tu vida.

Este cambio de perspectiva es fundamental. Si el modo en que ves la vida hoy no está dando los frutos que esperas, no pierdes nada al intentar otra mirada.

Prueba lo siguiente: enumera todas las personas que conozcas que se han esforzado toda su vida y aun así no consiguieron ser ricos. Y no solo eso, sino que siempre tienen “problemas de dinero”. ¿piensas que no tienen suerte? ¿O será que lo que piensan del dinero los está estancando? Obsérvalos, verás la sorpresa que te llevas.

Te aconsejo observarlos porque de nada serviría preguntarles si aún no han tomado conciencia de lo que creen. Recuerda que muchas veces no somos conscientes de lo que pensamos, tenemos tan incorporadas las creencias que nos limitan que no las reconocemos como tales.

Bien, ya sabes que el dinero es neutro, ahora deberías preguntarte:

descubre el poder del pensamiento

¿Qué pienso yo del dinero?

Para lograr un cambio importante en tu vida debes comenzar por lo más importante: detectar aquello que te está limitando, esa o esas creencias que has adquirido a lo largo de toda tu vida y que nunca te has detenido a cuestionar.

Haz una lista. Reconócelas, cuestiónalas y luego acéptalas. No te castigues por no haberlo visto antes, por no habértelo cuestionado, no es importante ahora. Está en el pasado. Sólo aprende de ello.

Revisa la lista, analízala y toma conciencia de lo que está limitándote. Prueba cambiar esas creencias. De a poco.

De a poco, porque aquello que has encontrado al hacer la lista, como te dije anteriormente, lo has adquirido a lo largo de toda tu vida y ese fue el tiempo que te tomo aprenderlo. Imagina que ahora deberás incorporar una nueva mirada, un nuevo hábito y también tomará tiempo que lo incorpores.

Cuando te encuentres pensando en algo que no quieres, y logras identificar ese pensamiento, habrás dado el primer paso para el cambio, porque ahora que lo has detectado tienes el poder de cambiarlo. De este modo irás cambiando e incorporando nuevos hábitos. Hábitos que cuando menos lo esperes habrán cambiado tu vida.

Yo lo he comprobado con mi propia experiencia. ¿Te animas tú a comprobarlo?

CeciAn Disfrutando

Deja un comentario

El dinero es bueno o malo<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">6</span> minutos de lectura</span>
Cerrar menú
error: Content is protected !!