Crecimiento Personal

Volver de las vacaciones7 min read

Photo by Patrick Robert Doyle on Unsplash

Montaña, océano, lagos, descanso… wow! qué vacaciones!! Salvo por el día en que hay que volver al trabajo… pfff 🙁

Ok, creo que estamos de acuerdo en que no volveríamos al trabajo si fuera posible, pero de alguna forma tenemos que pagar nuestros viajes… 🤷🏻‍♀️

Fácil disfrutar de las vacaciones pero cuando se trata de trabajo… mmm no tanto. Y es comprensible no hay nada que explicar aquí. Lo que sí puedo decir es que es muy normal que esto pase.

Qué me dirías si te cuento que podemos cambiar ese «chip» y disfrutar sin importar el lugar en donde te encuentres? Claro, no de la misma manera, por supuesto… pero al menos no estarás deprimido anhelando volver allí día tras día.

«Cambiar el chip»… a mí me suena como un buen plan. Y es muy sencillo hacerlo, sólo hace falta proponérselo.

Te contaré cómo hacerlo, verás que tu también lo podrás implementar en tu vida.

Cambiando el "chip"

Photo by Dane Deaner on Unsplash

Sabes a qué me refiero con cambio de «chip»? Me refiero a cambiar tu perspectiva, tus pensamientos, esos que hacen que no quieras estar en tu trabajo porque piensas en volver a ese lugar soñado de tus vacaciones.

Te digo esto: disfruta tu presente, es lo único que tienes, te toca ahora disfrutarlo. La vida es aquí, ahora. Concéntrate en las cosas y tareas que tienes que hacer YA y el tiempo pasará sin que lo notes.

Siente, observa tu alrededor en detalle, centra tu mente en el hoy, en el ahora, ocupa tu mente con lo que percibes, lo que ves, aquello que tienes que terminar de hacer… en fin. Todo ello ocupará tu mente y los pensamientos negativos no tendrán lugar. Piensas en ese lugar hermoso en el que hoy no estás? No pasa nada, sólo toma consciencia de que podrás volver y sigue con tus tareas.

Siente cómo cambia tu día cuando te vuelves positivo.

Sí, los pensamientos ocupan nuestra mente todo el día. En mi caso particular me es complicado quitarlos de mi cabeza o poner «la mente en blanco», realmente es algo que nunca pude lograr. Pero lo que sí pude implementar es reconocer cada pensamiento negativo y convertirlo en uno positivo.

Crees que puedes hacerlo? Pues entonces podrás. Créeme que tu día cambia en un 100%.

Piensa un minuto en esto: qué tienes tú que hace que no puedas hacer lo que hacen otros? Nada. Somos iguales en tanto somos todos seres humanos. Si hay una sola persona que puede ser positiva y es feliz el día entero… por qué piensas que tú no puedes?

Pero por favor! No se puede estar contento o feliz todo el día… Ok, pregúntate por qué no podrías… qué te impide disfrutar? Anótalo. Y encuentra la forma de revertirlo. Créeme que lo harás.

Repasemos:

                • Concéntrate en el ahora
                • Siéntelo y observa lo que te rodea. Toma nota mental de los detalles.
                • Identifica pensamientos negativos
                • Cambia los pensamientos negativos por positivos
                • Si otros pueden tu puedes
                • Identifica qué es eso que te impide disfrutar
                • Encuentra la forma de revertirlo

 

Con estas #7 tareas has ocupado toda tu jornada laboral. Genial! Si deseas saber cómo disfrutar mientras trabajas también puedes leer mi artículo Disfruta tu trabajo.

Bien! Ahora cómo sigue mi día?

Organizando actividades

Disfruta tu trabajo
Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Además de no madrugar, qué actividades hacías en tus vacaciones que te divertían tanto? Puedes organizar alguna de estas actividades para hoy mismo? Piénsalo.

Ok, entiendo que no puedes vivir como si estuvieras de vacaciones, tienes muchos compromisos que quitan tu tiempo y bla bla bla…

Claro que tienes razón, y tampoco hace falta que hagas esto todos los días de la semana.

Diviértete, organiza una cena con amigos, con tu pareja, o simplemente prepara algo especial para ti, algo que sepas que disfrutaras. Intenta salir de tu rutina. Y al menos haz esto una vez a la semana.

Te propongo algo: haz una lista de todas las actividades que hicieron que disfrutes de tus vacaciones. Piensa en ellas y fíjate cuales puedes hacer al menos una vez a la semana para salir de tu rutina.

Te apasiona nadar? Pues inscríbete en un club y practica natación, te apasiona hacer deportes extremos? Investiga, quizás puedas anotarte para hacer alguno una vez al mes.

Muchas actividades que haces en las vacaciones puedes hacerlas aunque tengas que trabajar. Piensa cuáles pueden ser. Anótalas.

Entonces repaso:

        • Piensa en las actividades que disfrutaste durante tus vacaciones
        • Anótalas
        • Separa aquellas que puedas realizar aún teniendo que trabajar
        • Anótate en todas las que puedas practicar
        • Organiza una reunión con amigos, con tu pareja, o simplemente prepara algo especial para ti

 

Wow! Mira todo lo que haz hecho en tu día sin dar lugar a los pensamientos negativos!

Agradeciendo lo que tienes

Photo by bruce mars on Unsplash

Has observado el lugar donde vives… en detalle? Mucha gente vive en lugares maravillosos donde otros quisieran vacacionar y ni siquiera son conscientes de ello…

Es cierto, muchas veces no nos detenemos a ver en detalle el paisaje que nos rodea, simplemente porque nos metimos en la cabeza la idea de que los únicos lugares en donde es posible ser feliz o pasarla bien es cuando estamos de vacaciones.

Y muchas veces es así, pero eres realmente consciente de todo lo que te rodea?

Te gusta disfrutar la naturaleza? Las esculturas? La historia? Busca paisajes del lugar donde vives, detente a observarlos, aunque sólo encuentres uno. Árboles, plantas, estructuras de construcción, alguna escultura…

Existen lugares con mucha historia… sabes que hay gente que viaja especialmente a lugares históricos sólo por placer? Y sí, quizás a ti no te interese la historia, y es súper válido porque los gustos son muy personales. Sólo para que tengas idea de lo que hablo.

Si puedes, sal a caminar por tu barrio y presta atención a todos los detalles que te sean más llamativos. Si no puedes o simplemente no tienes ganas, haz este ejercicio cuando sales de tu casa rumbo al trabajo o cuando vuelves de él.

Detente en los detalles y disfrútalos, están ahí para ti. Ahora. Guarda en tu mente la imagen que tienes delante tuyo. Agradece porque la tienes a tu alcance.

Ya estás disfrutando.

Repasamos?

          • Observa tu barrio (paisaje, naturaleza, construcciones)
          • Detente en todo aquello que hayas encontrado agradable
          • Contémplalo
          • Sal a caminar por tu barrio o bien mira tu entorno camino al trabajo
          • Conserva en tu mente estas imágenes
          • Agradece porque lo tienes

 

Te aseguro que tu día ha sido positivo.

Te aconsejo que sigas estos tips para que al volver de tus vacaciones, tus días no sean depresivos. Se cree que estos síntomas post vacacionales duran aproximadamente dos semanas. De todos modos, puedes practicar estas actividades que te describí todo el tiempo que quieras y verás cómo tu día a día se vuelve más atractivo y disfrutable.

En cualquier momento del año.

Toma consciencia: volverás a tener vacaciones, sí señor! y seguro podrás volver a viajar si es lo que deseas. Llegarán nuevamente tus momentos de libertad, sólo no te obsesiones con ello, porque la obsesión no hará que esos días lleguen más rápido sino por el contrario te sentirás triste y se hará eterna la espera.

Elige vivir con alegría y verás que tu vida será mucho más placentera. Pruébalo y me cuentas.

Créeme que funciona.

¿Qué te ha parecido este post?
5/5

¿Quieres seguirme en las redes?

Deja un comentario

Cerrar menú
error: Content is protected !!